martes, 15 de diciembre de 2015

Lo que esconden las etiquetas.

A la hora de comprar un producto perecedero, seguramente en lo único que prestamos atención es en la fecha de caducidad. También es verdad que algunos ni eso. Habrá quien se fijará en el número de calorías, en los conservantes, en si han utilizado aditivos, etc.


Ponen en grandes letras y con colores llamativos lo saludable del producto pero nunca dicen los inconvenientes que tienen, de esta forma parecen sanos pero no lo son. Aquí tienes un cuadro donde aparecen algunas de estas estrategias de marketing engañosas, ahora ya no será tan fácil convencerte.

Alimento
Lo que dicen...
Lo que no dicen...
Cereales
Sin colesterol
Bajo en grasas.
Energético.
La cantidad de azúcar que se le añade para lograr su sabor dulce.
Alimentos enriquecidos
Vitaminas y minerales añadidos.
Cantidades insignificantes.
Queso fresco (Burgos)
Bajo en sal
El 30% es grasa saturada.
Productos grasos light.
Hasta la mitad de calorías.
Aun así, las grasas siguen siendo mayoría y saturadas.
Bollería industrial
Con aceites vegetales.
Si, exactamente de coco y palma, los más saturados y aterógenos.
Atún al natural.
Sin aceite.
Muy alto contenido en sal.
Fiambres de pavo y pollo.
99% libre de grasa.
Azúcar, almidón y sal añadidos.
Integrales
Sin refinar.
El aporte calórico es el mismo que refinado. Integral no igual que Light.
Galletas
Con salvado y fibra.
Enriquecida.
Con leche.
Ligera.
La manteca de cerdo utilizada.
El azúcar añadido.
Aun así, la cantidad de grasa que tienen.
Zumo
Natural
Azúcar añadido.
Varios
100% natural
No olvidemos que la grasa y el azúcar también son nutrientes naturales.

Vía Sportlife


No hay comentarios:

Publicar un comentario