miércoles, 12 de febrero de 2014


Aceite de menta.

Los aceites compuestos, como su propio nombre indica, son aceites aromatizados con diferentes ingredientes. Se suelen utilizar para proporcionar toques, aromas, sabores diferentes a platos. Incluso podemos sustituir por completo las salsas. Aunque en otras ocasiones combinan muy bien con estas últimas.

Hablaremos de los aceites compuestos por maceración. Es decir, conseguimos un aceite aromatizado simplemente introduciendo en él un ingrediente aromático.
Si queremos dar un toque especial a cualquier receta simplemente dejar caer unas cuantas gotas de estos aceites. Verás que cambio.



¿Qué hay que hacer?
Las hojas de menta las escaldamos unos 30 segundos en agua hirviendo, las secamos bien y las picamos. Las introducimos en un aceite de oliva muy suave. Tenéis que probar este aceite en postres de frutas o incluso en bizcochos.


Vía directoalpaladar.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario